“NO ME RENOVARON EL CONTRATO, NO DIERON LA CARA Y SE ESCONDIERON DETRÁS DE UN TELÉFONO”

“NO ME RENOVARON EL CONTRATO, NO DIERON LA CARA Y SE ESCONDIERON DETRÁS DE UN TELÉFONO”
“NO ME RENOVARON EL CONTRATO, NO DIERON LA CARA Y SE ESCONDIERON DETRÁS DE UN TELÉFONO”
User Rating: 0 (0 votes)

Luego de mi forzado retiro de la Biblioteca “Bernardo Monteagudo” de Carlos Beguerie, al no renovarme el contrato la Municipalidad de Roque Pérez, y ante versiones de todo tipo y algunas consultas periodísticas, deseo relatar como fueron ocurriendo los hechos.

Entro como enfermera en el año 2011, en Roque Pérez en el hospital “Doctor Ramón Carrillo”, porque yo vivía allá. Luego viajaba a la Unidad Sanitaria de Beguerie a cubrir el cargo de enfermería.Más tarde, como tuve familia, me pasaron a la biblioteca “Bernardo Monteagudo” de Carlos Beguerie a cubrir turno mañana y tarde junto con Juan Manuel Reyna, al tiempo lo sacaron y quedé a cargo sola de la biblioteca, cumpliendo horario de 8 a 12 y de 15 a 19.Atendía a los talleristas, a los niños que venían a jugar, a merendar, a hacer la tarea, a buscar información ya sea en libros o en Internet, me encargaba de toda la limpieza de la biblioteca. Además el último año pague de mi bolsillo el agua y los artículos de limpieza para la misma.Tengo testigos de eso, el señor Rubén Nanni me vendía durante todo el año artículos de limpieza sueltos y me los llevaba a la Biblioteca.
El 1 de febrero estaba trabajando normalmente, tipo once de la mañana viene en nombre del municipio, Martín Parcianelo, y me dice que yo no teni­a nada que hacer ahi­ porque no me habían renovado el contrato, que le entregue las llaves.Le dije que las llaves no las iba a entregar porque primero tenía que sacar todas mis cosas de ahí­, como la heladera, cocina a gas, algunos manteles y plantas que había comprado, con dinero de mi bolsillo…Aparte correspondía que me dieran las vacaciones que por cierto las fui a firmar en diciembre de 2017 a la delegación de Beguerie, y el Delegado Municipal no quiso firmármelas, me dijo que vaya a Roque Pérez que Graciana Uruslepo, Secretaria de Coordinación, me las iba a firmar. Cuando llegué a Roque Pérez, la busco a Graciana y me dice que las vacaciones no me las firmaba todavía porque no sabía si me iban a renovar el contrato. La verdad le dije algunas cositas porque me provocó mucha bronca su actitud.
No recibí ninguna carta de despido ni nada.Sólo Martín Parcianelo me lo informa verbalmente el 1º de febrero, tampoco esgrimió los motivos, y no me podía poner a discutir porque tenía gente y niños en la Biblioteca y respeto el lugar de trabajo.

El 9 de enero, el Secretario de Gobierno, José Luis Horna por teléfono me da la directiva que el lunes siguiente me presente a trabajar al hospital de Roque Pérez, que ese era mi lugar de origen. Respondí porque tenían esa actitud si yo vivo hace cinco años en Carlos Beguerie, y me contesta que desde la Delegación Municipal y Graciana Uruslepo no estaban conformes con mi trabajo en la biblioteca. Entonces le dije que hasta que no me lo notificara como pensaba que era lo correcto, no iba a dejar mi lugar de trabajo y que a Roque Pérez no iba a ir porque yo vivo en Beguerie.

A la semana de esto me manda una carta con Leonel Grasetti, chofer del Intendente, donde me notifican lo mismo que por teléfono. La firmé y se fue. Noté que toda esta situación comenzó, cuando ­ me empezaron a tratar mal al imaginarse desde el gobierno Municipal, algún acercamiento mío a la lista de Maximiliano Sciaini, algunos dejaron de saludarme y empezó todo esto.

Es triste comprobar que quienes gobiernan son extremadamente básicos y autoritarios. No se deberían mezclar el trabajo con el pensamiento de cada persona, estamos en democracia y cada cual opina como quiere. Mi desempeño fue siempre igual, nunca mezclé la política en la Biblioteca.
En cuanto al Delegado Lazcano, todos saben que tenemos problemas hace muchos años, y no puede opinar respecto a mi trabajo, porque desde que desempeña su cargo nunca entró a la biblioteca, jamás mientras yo estuve, siempre me mandó a alguien a decirme algo.También tengo testigos de eso, mas de un empleado algunas reiteradas oportunidades, me preguntaron porque el delegado, siendo el jefe no entra a la biblioteca. Yo puedo tener problemas personales pero en mi trabajo siempre voy a respetar la autoridad, como realmente corresponde.

Otra cosa importante figuraba como bibliotecaria y en mi recibo hasta el último sueldo que cobré el 31/01 figura que soy enfermera de la sala de primeros auxilios de Beguerie.Estuve siete años contratada por la Municipalidad de Roque Pérez, ninguna autoridad representativa vino y me dijo la disconformidad que tenían con el trabajo que hice en la Biblioteca de Beguerie. No dieron la cara o se escondieron detrás de un teléfono. Eso molesta y me indigna.

Lamento que el Intendente Juan Carlos Gasparini, no haya llegado a la biblioteca y hablar mano a mano conmigo como siempre lo hace con distintas áreas, en vez de dar por cierto todo lo que su entorno le dice. Me fui porque me echaron, al no renovarme el contrato, pero camino por Beguerie y donde sea con la frente alta, y lo seguiré haciendo porque ahora van a salir a hacer declaraciones embarrando la cancha, como siempre lo hacen, diciendo que se hacen cargo, sin tener ni siquiera un poco de vergüenza sobre la manera que se manejan.Agradezco a todos los que reconocen mi trabajo realizado, y decidí escribir estas líneas, para no sumar mi nombre a la lista de quienes hacen callar ante la injusticia y prepotencia ejercida desde el poder.Gracias a todos.
Gabriela Rossi.
DNI: 31.709.194
Carlos Beguerie- Roque Pérez.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*